Consejos para el transporte terrestre de Leche

Consejos para el transporte terrestre de Leche

Uno de los principales problemas para el transporte de leche y otros productos lácteos y, en concreto, de la leche es la ruptura de la cadena de frío. Igual que ocurre con otros productos perecederos, como la carne o las frutas y verduras, corren el riesgo de deteriorarse o echarse a perder en el transporte. La solución a este problema es utilizar camiones isotérmicos que puedan mantener las condiciones de temperatura idóneas para la mercancía.

 

Antiguamente la leche se repartía de forma diaria en botellas de cristal pero este proceso ha cambiado mucho. Aunque en algunos sitios se siguen utilizando los tarros lecheros (para transportar pequeñas cantidades de leche), el uso de camiones cisterna es el más extendido.

Ventajas de los camiones cisterna para el transporte de leche

  • Estos camiones no sólo transportan la mercancía, sino que puede almacenarla por un tiempo determinado sin alterar sus propiedades
  • Los tanques suelen ser de aluminio o acero inoxidable, además de materiales aislantes, que permiten que mantienen las características de la carga
  • Su forma circular o elíptica ofrece una mayor estabilidad del camión en marcha. El tanque suele dividir la carga en secciones para evitar lo máximo posible el movimiento. En el caso de la leche, el movimiento podría producir un efecto batido que separaría la grasa y produciría una pérdida de propiedades.
Registra tu empresa de transporte en nuestro directorio

¿OFRECES FLETE?


Escribir comentario

Comentarios: 0